En agosto de 2016, el rapero Logic estrenó el video de “Super Mario World“, una de las canciones incluidas en su mixtape Bobby Tarantino. En ese video, el estadounidense y un extra vestido como el popular personaje de videojuegos pasean y bailan por diferentes escenarios, uno de ellos el barco Mary A. Whalen. Hacia el final del clip, se ve a la persona con el disfraz de pedir prestada esta última locación, alegando que son estudiantes y que se trata de un proyecto de verano. Ahora, IndieWire publicó una acusación a manos de los administrativos del barco por hacerse pasar por estudiante para no pagar el alquiler.

Carolina Salguero, fundadora y presidente de PortSide, la empresa que amdinistra el barco en Brooklyn, dice que se le dio permiso a Logic de filmar en el bote porque su equipo dijo que eran de un colegio cercano y que la escena final fue absolutamente montada, no reflejando la realidad.

“Miré a Logic, él es tan flaco que pensé que era estudiante de secundario. Pensé que el videógrafo (Justil Fleischer) era su padre, y que su amigo estaba dentro del disfraz de Super Mario. Estaba ocupada y confié en estar ayudando a estudiantes”.

Salguero y Fleischer llegaron a un acuerdo verbal en ese entonces, luego confirmado por e-mail, en el que establecían mencionar a Mary A. Whalen en los créditos del video. Salguero se dio cuenta de que Logic no era, evidentemente, un estudiante, cuando vio el video ya estrenado. Cuando se desayunó la noticia, le pidió al equipo de Logic (que en ese entonces tenía 26 años) que donara 5 mil dólares a PortSide, el equivalente al alquiler para medio día de rodaje.

En diciembre de 2016, Harrison Remler, miembro del equipo de Logic, le dijo a Salguero:

“UMG Def Jam, el sello de Logic que maneja todos los presupuestos para sus videos, revisará los costos en el nuevo año. Sus oficinas están cerradas hasta enero. Confiamos en que podremos destinar esos fondos para su compañía”.

Un año más tarde, en enero de 2018, Salguero dice que todavía no recibió la compensación prometida.