Compartir

Entre 1986 y 1990, el polémico fotógrafo Andres Serrano desarrolló una serie de fotos denominada Bodily Fluids. Entre la colección se encuentran “Semen and Blood III” y “Piss Blood XXVI”, las cuales fueron utilizadas por la banda Metallica como arte de tapa de sus discos Load (1996, Elektra Records / Vertigo Records) y Reload (1997, Elektra Records / Vertigo Records), respectivamente.

Por su parte, otro fanático de transformar los fluidos corporales en arte es Wayne Coyne, el líder de The Flamings Lips, quien gusta de usar sangre para lo que sea: desde sus presentaciones en vivo hasta incluirla en la venta de vinilos, pasando por la realización de serigrafías, tal y como lo hizo durante la edición 2010 del Austin City Limits.

Ahora que se acercan las fiestas, el bueno de Coyne va a realizar más obras con sangre para darle a la gente la posibilidad de hacer “un regalo navideño muy especial”. La iniciativa se llevará a cabo este fin de semana en una tienda de Oklahoma llamada Wicked Hippie.

Con respecto a su gusto por trabajar con el fluido, el nacido en Pittsburgh escribió en su Instagram: “La sangre es un líquido tan asombroso… es única. Es goteante y luego, de inmediato, se vuelve espesa y pegajosa. Estar de frente a una pintura con tanta sangre humana fresca es un poco embriagante; hace que todos los que participen se pongan un poco agresivos y un poco embriagados. Es una manera tan genial de hacer el retrato de alguien, con su propia sangre. Son ellos. En realidad están hechos de ellos mismos”, acompañando sus palabras con una foto de una de sus obras. Además, Coyne compartió un pequeño video en el que muestra cómo llevo a cabo el trabajo.

.. Human Blood Spin-Art Portrait… yay!!!!! #theflaminglips #flaminglips

A post shared by Wayne Coyne (@waynecoyne5) on