Compartir

En el día de ayer (viernes) se dió un confuso episodio con el músico de heavy metal, Ricardo Iorio y la policía de Sierra de la Ventana.

El exlíder de Almafuerte fue detenido, según la policía, por amenazarlo con un arma en una estación de servicio y darse a la fuga hasta que fue interceptado por una patrulla a 300 metros.

“Iorio llegó a alta velocidad a la estación en una camioneta y casi choca a un joven motociclista que estaba junto a su padre, un oficial policial que se encontraba de franco. A partir de ahí discutieron y el cantante le mostró un arma calibre 11.25 Ballester Molina”, detalló en diálogo con el portal La Brújula 24 el subcomisario Gonzalo Sandobal de la Subestación de Policía Comunal.

Al ser abordado, Iorio se resistió al arresto y forcejeó con los efectivos, tras lo cual terminó reducido en el piso con un corte en la ceja. A raíz de la lastimadura, fue derivado a la Sala Médica de Sierra de la Ventana para después ser trasladado a la Subestación de Policía Comunal.

El músico fue habló esta mañana y declaró que fue todo un mal entendido.

“No todos los policías son iguales. No me conocía, no era del pueblo, hubo un malentendido y me sacó de lugar el codo”, dijo el ex líder de Almafuerte a un periodista de La Brújula 24.

Cuando le preguntaron si había amenazado a un policía con un arma, Iorio respondió:

“No, de ninguna manera, ahora lo va a decidir la Justicia. Están las pruebas”.

Aunque admitió que sí tenía un revólver:

“Por supuesto, pero no para amenazar. Me muevo en los montes, hay jabalíes. Está legal el arma, no estaba cargada. De ninguna manera. Hay testigos”.

Luego, el artista confirmó que lo habían tenido que operar a raíz de esta lesión. Según explicó el sitio de noticias, pasó la noche en un hospital de Coronel Súarez, donde fue sometido a una intervención quirúrgica en su codo izquierdo.