Compartir

Hace algunos días, Billy Corgan compartió en su cuenta de Instagram una serie de imágenes y comentarios que hicieron saltar las alarmas de sus fanáticos, dado que las publicaciones invitaban a pensar que el músico estaba sufriendo graves problemas de salud.

Ante las reacciones causadas por sus posteos, Corgan salió a aclarar la situación y, en el proceso, dio a conocer una gran noticia: al parecer, Rick Rubin estaría produciendo el nuevo álbum de The Smashing Pumpkins.

A través de su Instagram (¿dónde más sino?), el nacido en Elk Grove Village, Illinois, compartió un retrato suyo que aparenta ser de principio de los ’90 y lo acompañó con el siguiente texto: “He tenido una vida loca. Loca bien, pero loca, no obstante. Por ejemplo. Vi esta foto mía el otro día. Además de tener una idea generalmente buena de cuándo fue tomada (1993 o 1994), realmente no recuerdo haber sacado la foto, ni recuerdo muchas otras parecidas entre los años 1991-2004. Ahora, quizás eso dice algo acerca de mi incapacidad o deseo de recordar, pero yo diría que es un desafortunado resultado de lo difuso de esos años. Lo que me lleva a esta vez, o este momento, donde como tantos, comparto una ventana (curada como está) dentro mi loca vida. Como un ejemplo, actualmente estamos en el estudio con Rick Rubin. Pero, a menos que le muestre una imagen de Rick sentado como Buda en el escritorio de mezcla, probablemente no lo sabrían. O cuando, de una manera muy ingenua, publico una captura con una aguja en mi brazo y divago acerca de hacer las paces con Dios y el tiempo que me queda en la querida Tierra, eso envía una señal a mis amigos y asociados de que estaba enfermo o quería la simpatía de los demás. (De hecho, fue una intravenosa llena de vitaminas y homeopatía para ayudar a superar esta cruel gripe). Así que sí, estaba enfermo, y no, no era serio de ninguna manera o no compartiría esa información aquí, porque prefiero que en esta ventana se vea la luz del sol. El único apéndice de eso es que cuando vi cómo los demás reaccionaban a su percepción de mi mensaje equivocado y mal redactado, elegí no reaccionar de la misma manera; en esencia, dejo que las sombras sean lo que vos-ustedes-ellos quieran creer. Porque ahora vivimos en un mundo donde la percepción a menudo supera a la realidad y eso está bien. Así que para eso, acá hay una nueva foto que acabo de tomar de mí con mi cabello rizado de color marrón arena que fluye en la brisa del estudio. Mucho amor, WPC #wpc”.

I've had a crazy life. Good crazy, but crazy nonetheless. For example. I saw this picture of myself the other day. Besides having a generally good idea of when it was taken (1993 or 1994) I don't remember actually taking the photo, nor do I remember countless others like it between the years 1991-2004. Now, perhaps that says something about my inability or desire to remember, but I'd argue it's an unfortunate result of the blur of those years. Which leads me to this time, or this moment, where like so many, I share a window (curated as it is) into my crazy life. As an example, we are currently in the studio with Rick Rubin. But unless I show you a picture of Rick sitting Buddha-like at a mixing desk, you probably wouldn't know that. Or when I, in a very naive way, post a shot with a needle in my arm and ramble on about making peace with God and time left on dear 'ol Earth, it sent some signal to friends and associates alike that I was sick or wanted other's sympathy. (As fact, it was an IV full of vitamins and homeopathy to assist in getting over this vicious flu). So yes, was sick, and no, not serious in any way nor would I share such info here because this window I'd prefer to be one where you see the sunlight streaming through. The only addendum to that is when I saw how others were reacting to their perception of my misguided and poorly worded message, I chose not to react in kind; in essence I let the shadows cast be whatever you-they-them want to believe. Because we live now in a world where perception often outweighs reality, and that's fine. So to that, here's a new pic I just took of me with my sandy-brown, curly hair flowing in the studio breeze. Lots of love, WPC #wpc

A post shared by WilliamPatrickCorgan (@williampcorgan) on

Ese “estamos” de Corgan probablemente hace referencia a Jimmy Chamberlin y James Iha, el baterista y el guitarrista originales de los Pumpkins que dieron el visto bueno a la idea de salir de gira junto a Billy, pero sin la compañía de la bajista D’arcy Wretzky.

De hecho, hace pocos días, tanto Corgan como Chamberlin compartieron imágenes en el estudio de grabación.

New studio – same rock power.

A post shared by Jimmy Chamberlin (@chamberdrums) on

A studio still life #art!

A post shared by WilliamPatrickCorgan (@williampcorgan) on