A los pocos minutos de finalizado el tercer capítulo de El Marginal II, empezaron a circular en internet los adelantos del episodio siguiente en los que se pudieron ver las primeras imágenes de Rodrigo Noya como Oaky, uno de los integrantes de la “Sub 21” del penal de San Onofre.

La participación de Noya, quien se hizo conocido por su paso junto a su hermana por el programa de niño de Dady Brieva, Agrandadytos, y su tierna actuación en la película de 2002, Valentín, no fue bien recibida por los seguidores de esta producción de Underground y la TV Pública, y cosechó muchas más críticas que palabras bonitas.

Como era de esperarse en los tiempos que corren, los memes haciendo alusión al tema no se demoraron en aparecer y empezar a circular por todas las redes sociales. Pero, frente a esto, el actor demostró tener espalda para bancarse las críticas y salió a contestarles a sus detractores.

En una entrevista con el programa De Caño Vale doble de Radio Rivadavia, Noya dijo:

“Me parece que pasa por la cuestión de que la gente no me quiere ver crecer. Ellos deciden estereotipar y ubicar en un rol en particular. A mí siempre se me ubicó en el de nerd. O en verme de chiquito en Agrandadytos. Es algo a lo que me acostumbré. Ya he hecho cosas de otro estilo. Pero la gente hasta que no lo ve, no lo aprecia…”.

“Salió el avance del nuevo capítulo en el que se me ve entrando a la cárcel. Y ya empezaron los comentarios en Twitter diciendo que ‘¡cómo entra a la cárcel!’ o ‘cómo entra Milhouse’. No me hieren esas críticas. Les doy like. Me causa risa que me digan que antes resolvía crímenes con mi hermana a estar preso”, manifestó el joven de 24 años sobre las burlas.

Por último, el coequiper de Rodrigo de la Serna en la serie de Damián Szifrón, Hermanos y Detectives, habló sobre su trabajo en esta ficción ganadora del Martín Fierro de Oro 2017 y protagonizada por Esteban Lamothe, Nicolás Furtado y Claudio Rissi.

“Yo pedí estar en El Marginal. Cuando fui a audicionar me pidieron que me saque los lentes y me corte el pelo. Y me hizo muy bien. Fue un desafío”.

“Estoy muy contento con mi trabajo. Acepto críticas actorales pero juzgar sin haberlo visto no es bueno”, concluyó.