Compartir

El director de cine polaco viene dando que hablar en las últimas semanas y no precisamente por un buen accionar. Días atrás hablábamos de su expulsión y la de Bill Cosby de la Academia de las Ciencias y las Artes Cinematográficas de Hollywood debido a su historial con abusos sexuales.

A partir de la notoriedad del hecho, tanto Roman Polanski como su abogado se han expresado públicamente: El director ganador del Oscar recientemente aseguró que el movimiento #MeToo (básicamente el impulsor de la justicia entre los personajes de Hollywood que vagaban con naturalidad siendo abusadores) es “histeria colectiva” y que denota una “hipocresía total” de parte de los miembros de la Academia, quienes lo premiaran allá por 2003 con el premio mayor por el film El Pianista.

Al respecto, su apoderado agregó:

“Cuando le dieron el Óscar, todos sabían la existencia de ese caso. No era un secreto. Y de repente, se vuelven contra él y lo expulsan sin que pueda pronunciarse al respecto. Creo que pensaban que este caso iba a ser sencillo: un hombre de 84 años no va a luchar, ¿no?”.

No bastaron las polémicas declaraciones de Polanski, ya que también habló de que Hollywood se sube a la ola #MeToo “principalmente por miedo”. Aunque lamentamos decirte, Roman, que las reglas del juego están cambiando.