Se ve que Ryan Adams estuvo leyendo Meet me in the Bathroom, el libro de Lizzy Goodman que cuenta la historia del indie en Nueva York en su época de oro: los 2000. Como ya te contamos, en un momento del libro se relata la historia contada por los Strokes, quienes afirman que fue Adams quien introdujo a a Albert Hammond, Jr. en las drogas duras, como la heroína.

A lo largo de algunas horas de anoche, Adams se desahogó por Twitter y contó su versión de la historia. En uno de los tuits ataca a la creatividad del grupo:

“Los debería haber forzado a hacerse adictos a escribir mejores canciones. Qué lástima que los Killers lo hicieron por ellos”.

Y en otro, un golpe bajo para Casablancas:

“¿Quién te hizo adicto a la lasagna?”

Si bien los tuits fueron borrados, alguien siempre los captura: