Compartir

El movimiento #MeToo, surgido en el seno de las redes sociales durante los últimos meses del 2017, fue una ola de acusaciones sobre abusos y acosos sexuales impulsada por las denuncias al magnate del séptimo arte Harvey Weinstein. Sabemos que tal hashtag se volvió viral e impulsó a muchísimas mujeres a confesar sus propias historias, convirtiéndose en una clara demostración de la fuerza de la sororidad y el feminismo.

Los grandes productores no pierden el tiempo y han visto la veta económica al movimiento: Ryan Murphy, creador de shows como American Horror Story y American Crime Story, se encuentra trabajando en un nuevo show para TV basado en tal movimiento de denuncias y empoderamiento.

La serie tendría el formato de la británica Black Mirror, con diferentes directores para cada episodio y contaría un historia diferente. El posible nombre que se baraja para el programa es Consent.

Al parecer, el creador también incluiría algún capítulo sobre Kevin Spacey, quien también fue denunciado el año pasado por Anthony Rapp por acoso sexual.

Aunque no hay todavía confirmación respecto de qué cadena lo emitiría, sí sabemos que Murphy acaba de terminar su contrato con FX y que recién en julio comenzaría a trabajar con Netflix.

Recordemos en todo caso que Spacey fue despedido de Netflix y por ende del exitosísimo programa que protagonizaba, House of Cards, y del mismo modo Weinstein fue expulsado de su empresa The Weinstein Company y de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, al igual que Roman Polanski y Bill Cosby.

Además, hace pocos días la actriz Cate Blanchett se sumó a la lista de más de 80 mujeres que denunciaron agresiones sexuales por parte de Weinstein.