Compartir

prince2

Después de la muerte de Prince el pasado 21 de abril, finalmente se completó la autopsia y llama la atención porque no brinda demasiados detalles. En un documento de apenas una página, el médico forense señala que la causa fue una sobredosis de fentanilo, un opioide cien veces más potente que la morfina.

La DEA estuvo colaborando con las autoridades locales para investigar la muerte, ya que seis días antes Prince había sido hospitalizado tras un aterrizaje de emergencia con una sobredosis de percocet, otro opioide altamente adictivo.

Volviendo a la autopsia, el documento no indica si el músico de 57 años sufría algún tipo de dolor crónico o si buscaba aliviarse, o si llevaba años usando opioides y devino en una adicción. Incluso el espacio en blanco para agregar causas que contribuyeron a su muerte está marcado con un “no aplica”. El espacio para “otras enfermedades graves”, también.

El especialista en opioides Howard Kornfeld tenía agendado una visita a Prince para el 22 de abril, según reveló un abogado de su familia. Los representantes de Prince llamaron a Kornfeld el 20 de abril porque el músico estaba “teniendo una emergencia médica grave”. Kornfeld no pudo viajar ese día pero envió a su hijo Andrew con la intención de seguir él mismo al día siguiente. Pero Andrew estuvo en el grupo de tres personas que encontraron el cuerpo de Prince en su casa de Minnesota e incluso fue quien hizo la llamada al 911.