Compartir

El nombre Quincy Delight Jones Jr. es sinónimo de grandeza dentro del mundo de la música. Esto se debe al impacto que el legendario productor ha tenido en la industria: 79 nominaciones a los GRAMMYs, 27 gramófonos dorados en su vitrinas (empata en el segundo lugar de todos los tiempos con Alison Krauss) y el haber aportado a un sin fin de discos, entre los cuales se destaca Thriller de Michael Jackson, el álbum más vendido de la historia, dan muestra de eso.

Con tal palmarés y más de 60 años dentro del negocio, Q no tiene miedo a decir lo que piensa, incluso si sus dichos no son políticamente correctos y generan controversia.
Es así que, en una entrevista con el medio Vulture, este respetado productor tuvo algunas declaraciones muy interesantes y otras un tanto polémicas en las que disparó contra artistas de la talla de Michael Jackson, The Beatles y U2.

A continuación, te resumimos sus dichos:

Sobre Michael Jackson: “Odio entrar en esto públicamente, pero Michael robó muchas cosas. Él robó muchas canciones. ‘State of Independence’ [de Donna Summer] y ‘Billie Jean’. Las notas no mienten, hombre. Él era tan maquiavélico como podía”.

“Solía destruirlo por la cirugía plástica, hombre. Él siempre lo justificaba y decía que era por alguna enfermedad que tenía. Boludeces”.

Sobre el rock:

“El rock no es más que una versión blanca del rhythm and blues, hijos de puta”.

Sobre The Beatles: “Conocí a Paul McCartney cuando él tenía 21 años. Eran los peores músicos del mundo. Eran unos hijos de puta que no tocaban. Paul era el peor bajista que jamás haya escuchado. ¿Y Ringo? Ni siquiera hablemos sobre eso. Recuerdo que una vez estábamos en el estudio con George Martin y Ringo había tardado tres horas en una cosa de cuatro compases que intentaba arreglar en una canción. No lo consiguió. Dijimos: ‘Compañero, ¿por qué no bebés un poco de cerveza y lima, comés algo, te tomás una hora y media y te relajás un poco?’. Así que lo hizo y llamamos a Ronnie Verrell, un baterista de jazz. Ronnie entró 15 minutos y la rompió. Ringo regresa y dice: ‘George, ¿me lo podés volver a tocar una vez más?’. George lo hizo y Ringo dice: ‘Eso no sonó tan mal’. Y yo dije: ‘Sí, hijo de puta, porque no sos vos’. Gran chico, sin embargo.

Sobre Paul Allen (el billonario fundador de Microsoft): “Él puede tocar y cantar como Jimi. Fui a un viaje en su yate y estaban David Crosby, Joe Walsh, Sean Lennon. Todos esos locos hijos de puta. Luego, en los últimos dos días, Stevie Wonder vino con su banda e hizo que Paul tocara con él. Es bueno, amigo”.

Sobre U2 y su incapacidad para seguir haciendo buenas canciones: “Amo a Bono con todo mi corazón, pero hay demasiada presión sobre la banda. Está haciendo un buen trabajo en todo el mundo. Trabajar con él y Bob Geldof en el alivio de la deuda del tercer mundo fue una de las mejores cosas que hice. Está allá arriba con ‘We Are the World’”.

Sobre Ivanka Trump, la hija del actual presidente de Estados Unidos: “Solía salir con ella. Doce años atrás. [El diseñador] Tommy Hilfiger, que estaba trabajando con mi hija Kidada, dijo: ‘Ivanka quiere cenar contigo’. Le dije: ‘No hay problema. Ella es una hija de puta buena’. Tenía las piernas más hermosas que he visto en mi vida. Sin embargo, el padre equivocado”.

Sobre sus motivaciones para hacer música:

“Nunca en mi vida hice música por dinero o fama. Ni siquiera Thriller. De ninguna manera. Dios sale de la habitación cuando pensás en dinero. Podrías gastar un millón de dólares en una parte de piano y eso no te devolvería un millón de dólares. Así no es como funciona”.

Podés leer la entrevista completa clickeando acá.