Foto: Joseph Cultice

Por estos días, Garbage está celebrando los 20 años de su segundo disco, Version 2.0, que fue un suceso mundial y logró una nominación al Grammy del año. Pero no son sólo recuerdos agradables de aquella época para los integrantes del grupo. Shirley Manson, la líder de la agrupación, publicó hoy en el New York Times un artículo titulado “The First Time I Cut Myself” (“La primera vez que me corté”), sobre su historia con los cortes en la piel, que comenzó de adolescente y que luego retomó en la gira del mencionado disco.

En el texto detalla que empezó a cortarse con un cuchillo cuando era adolescente y sufría de depresión, a la vez que estaba involucrada en una relación tóxica:

“De repente sentí que era parte de algo mucho más grande que esta situación estúpida en la que me encontraba. En mi mente, mi vida se había vuelto inmediatamente más grande y expansiva. El problema, claro, con cualquier práctica de auto-lesiones es que una vez que elegís satisfacerte con eso, te volvés mejor y más eficiente en la práctica”.

En el mismo escrito, Manson comenta que dejó de hacerlo cuando terminó con esa mencionada relación, pero el impulso volvió años más tarde, cuando Garbage estaba en plena gira de su disco Version 2.0. Concretamente, dijo:

“Estaba bajo una presión física y mental inmensa. Era la chica del momento para los medios y como resultado tenía la suerte de estar como invitada en portadas de periódicos y revistas de moda de todo el mundo. Perversamente, el bajón de de atraer tanta atención era que empecé a desarrollar una auto-conciencia de mí misma, de una intensidad que no experimentaba desde que era una joven chica en los albores de la pubertad. Sufría de ‘síndrome de impostor’ extremo, constantemente midiéndome contra mis pares, sinceramente creyendo que ellos se habían salido con todo lo bueno y yo con todo lo malo”.

Podés leer el texto completo en este enlace.

Pasá a leer nuestra entrevista con Butch Vig de Garbage: “Queríamos crear algo que te haga reflexionar sobre lo que constituye estar vivo“.