Compartir

El fin de semana, The New York Times publicó una investigación que llevó a cabo junto con el periódico británico The Observer en la que ambos medios exponían a Cambridge Analytica, la empresa de datos políticos que manipuló los datos de más de 50 millones de usuarios de Facebook sin su permiso para construir sus propios modelos de comportamiento y así apuntar a potenciales votantes en diversas campañas políticas, incluida la de Donald Trump en la últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Según revela ahora el citado Times, Cambridge Analytica construyó esos modelos de comportamiento y personalidad basándose en viejos estudios realizados por la Universidad de Stanford y el Centro de Psicometría de la Universidad de Cambridge. Para realizar estas investigaciones, las entidades educativas recolectaban información de las personas a través de una aplicación llamada myPersonality, la cual no era más que un cuestionario de 100 preguntas desarrollado por el Centro de Psicometría que evaluó la apertura, escrupulosidad, extroversión, amabilidad y neuroticismo de una persona, rasgos comúnmente referidos en la comunidad académica por el acrónimo en inglés, Ocean.

myPersonality también permitía el acceso a información del usuario, tal como sus datos de perfil y el de sus amigos, lo cual estaba aceptado por la red social en ese momento. Esto permitió a los investigadores hacer una referencia cruzada de los resultados del cuestionario (puntajes numéricos de Ocean) con los “me gusta” de Facebook de los participantes y construir un modelo a partir de las correlaciones que encontraron entre los dos.

Uno de los estudios que produjo el Centro de Psicometría, publicado en 2015 en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias, se basó en los “me gusta” y los puntajes de Ocean de más de 70.000 encuestados que tomaron el cuestionario myPersonality. Esta investigación arrojó que una persona a la que le gustaba la película Fight Club, por ejemplo, tenía muchas más probabilidades de estar abierta a nuevas experiencias que una persona a la que le gustaba American Idol.

Por el lado de la música, se llegó a la conclusión de que los ejemplos de “Me gusta” que predijeron que alguien probablemente sería “más neurótico” fueron todas bandas: The Smiths, Placebo, Marilyn Manson, Escape the Fate y Bring Me the Horizon. Sin embargo, los likes “menos neuróticos” son todos referidos a deportes: ESPN; el noticiero SportsCenter; el jugador de la NBA Derrick Rose; la franquicia de basket Miami Heat y el fútbol americano.

Por otro lado, likear a Marilyn Manson y Placebo también coloca al usuario en el espectro de “menos agradable”, mientras que los que siguen a Rascal Flatts y Counting Crows son “más agradables”.

El estudio también señalaba que ponerle “Me gusta” a Tom Waits o Björk te califica como “más abierto” mientras likear a Cheryl Cole, Luke Bryan o Jason Aldean te cataloga como “menos abierto”.

Mientras tanto, el seguir a Gucci Mane predice que sos “más extrovertido” mientras que a los que les gusta la banda de metal finlandesa Nightwish (o los videojuegos) son “menos extrovertidos”.