Compartir

La millonaria plataforma de streaming ha sido golpeada con una demanda de poco más de un billón y medio de dólares instaurada en su contra por Wixen Music, una compañía que administra los derechos de canciones de artistas como Tom Petty, Dan Auerbach (The Black Keys), Rivers Cuomo (Weezer), Neil Young y Kim Gordon (Sonic Youth), entre otros.

El reclamo judicial fue presentado el 29 de diciembre pasado y en él se argumenta que la plataforma usó material discográfico de los mencionados músicos, y de muchos otros más, sin licencia ni compensación monetaria por ello. El sello editorial considera que viola los derechos de autor al no pagar por las canciones incluidas en la librería musical. La cifra de 1.600 millones de dólares surge de los 150.000 pedidos por los 10.784 temas de su catálogo utilizados por Spotify.


Justo hace unos días, te contamos que Thom Yorke todavía tiene sus críticas en contra de la mencionada empresa porque la considera abusiva, tal y como en su momento lo fueron las grandes discográficas.

También durante 2013, Thom se pronunció al respecto señalando con preocupación:

“Siento que los músicos tenemos que pelear por el asunto de Spotify. Siento que lo que está ocurriendo con ello es el último suspiro de de la vieja industria musical. Una vez que esto muera, lo cual seguro sucederá, algo más surgirá. Pero es tiempo de que cambiemos la forma en que escuchamos música, todo tendrá que ver con lo que suceda a continuación en términos de tecnología, también en términos de cómo hablamos al otro acerca de la música, y todo ello podría ser terriblemente malo. Estoy en desacuerdo con lo que la mayoría de la gente opina acerca de la industria musical cuando dicen: ‘Bueno, esto es que nos tocó. Nos tenemos que adaptar a esto’. Yo simplemente no estoy de acuerdo”.