El día de ayer más de 2 mil mujeres realizaron en Washington D.C. una protesta en contra de la política migratoria de separar familias impuesta por Donald Trump.

La manifestación, organizada por el movimiento Women’s March cuyo objetivo es aprovechar el poder político de diversas mujeres y sus comunidades para crear un cambio social transformador, culminó en el arresto de 630 personas entre las que se encontraba la actriz Susan Sarandon.

“Arrestada. Permanezcamos fuertes. Sigamos luchando”, escribió en su Twitter la ganadora del Oscar a Mejor Actriz por su papel en Dead Man Walking luego de ser detenida.

Por su parte, la policía local aseguró que las mujeres fueron procesadas por “manifestarse ilegalmente”. Aún así, fueron liberadas horas después.

Las manifestantes, que comenzaron la marcha en el Departamento de Justicia y bloquearon la entrada del mismo durante el mediodía, terminaron trasladándose al edificio Hart del Senado estadounidense donde se cubrieron con sábanas de aluminio que se asemejan a las que se les da a niños inmigrantes en los centros de detención y corearon tanto “Abolish I.C.E.” (“Abolir el I.C.E.”, es decir, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas) como “¿Dónde están los niños?”.

Mañana (30 de junio), la protesta volverá a realizarse, no sólo en Washington D.C., sino también en diversos puntos de Estados Unidos, como una nueva muestra del descontento colectivo frente a la política de inmigración de tolerancia cero de la administración Trump.