Foto: Matías Altbach

La fecha del polémico concierto de Radiohead en Tel Aviv está a la vuelta de la esquina: está anunciada para el 19 de julio. En un comunicado que publicó en su cuenta de Twitter como respuesta a un editorial que el realizador cinematográfico Ken Loach publicó en The Independent, Thom Yorke dijo:

“Tocar en un país no es lo mismo que apoyar su gobierno. Hemos tocado en Israel por más de 20 años en una sucesión de gobiernos, algunos más liberales que otros. Como hicimos en Estados Unidos. No apoyamos a Netanyahu [el primer ministro de Israel] ni a Trump, y aún así tocamos en Estados Unidos”.

La polémica con este tema viene hace meses: en abril se inició una petición para detener a Radiohead de tocar en Israel, avalada por varios artistas, como Thurston Moore, Roger Waters, entre otros. En junio, Yorke dijo en un comunicado que no estaban de acuerdo con esas acusaciones, tildándolas de “condescendientes” y “ofensivas”. Esos dichos de Yorke generaron nuevos reclamos de grupos a favor de Palestina y un piquete en la oficina contable de la banda.

En el artículo que publicó Loach, el realizador comentó: “Me acerqué al management de Radiohead con una oferta para encontrarnos junto a otros artistas palestinos. La oferta fue repetida varias veces en las últimas tres semanas. A la fecha no tuvimos ninguna respuesta de la banda o de su manager”. En otra entrevista con Rolling Stone, Yorke cruzó a Loach (alguien Yorke admira mucho): “Nunca se me ocurriría decirle a gente como Loach dónde trabajar, o qué hacer o qué pensar”.