Compartir

Con el correr del tiempo, diversos estudios han señalado varios beneficios de escuchar música, como por ejemplo, que si vas a recitales regularmente tendrás una vida más feliz o que el rap es beneficioso para combatir las enfermedades neurológicas.

A estas y tantas otras conclusiones a las que la ciencia ha llegado sobre el cuarto arte se suma una nueva: según informa el medio Excélsior, la doctora mexicana Amelia Guízar Bermúdez asegura que la música aumenta la actividad cerebral por lo que puede curar discapacidades y disminuir los efectos del Alzheimer.

La doctora incorporada al Conservatorio Nacional de Música de México indicó que algunos instrumentos hacen funcionar ambos hemisferios, como por ejemplo el piano, donde la mano izquierda toca en clave fa, mientras la derecha ejecuta en clave de sol, haciendo que las dendritas o prolongaciones neuronales sean capaces hasta de regenerarse, lo que disminuye la pérdida de memoria y fortalece las neuronas.

Como pedagoga musical, Guízar Bermúdez descubrió que debido a la musicoterapia (disciplina tan poco valorada por los neurólogos) algunos niños discapacitados tuvieron avances significativos respecto de su condición, confirmando en distintas ocasiones no sólo la cura para discapacidades motoras, sino también en el caso del autismo.

A modo de consejo, la doctora le recomendó a todas aquellas personas que crecieron sin la oportunidad de ejecutar un instrumento que se habitúen al canto, en diferentes ritmos musicales complejos como la música clásica o el jazz, y que procuren hacerlo a diferentes velocidades.

Por otro lado, la también pianista egresada de la Academia Schaffenburg también señaló que considera que la música debería ser más valorada en en las escuelas, diciendo:

“Alguien que desde niño tiene en sus manos un instrumento musical no empuñará un arma, por lo que esa práctica, al igual que las matemáticas, la geografía o la historia deberían ocupar un lugar insustituible en el sistema educativo nacional”.