Tom Petty murió hoy a sus 66 años, luego de ser hospitalizado por un paro cardíaco y ser encontrado inconsciente este domingo. La leyenda rock de 66 años reconocido por ser el líder de Tom Petty and the Heartbreakers, fue encontrado ayer en su casa en Malibú, y trasladado a un hospital de esa localidad. CBS confirmó la noticia.

A las pocas horas, la policía de Los Ángeles tuiteó que no tenían información sobre el paradero de Petty y que “cierta información fue provista inadvertidamente a medios”, siendo una incógnita el verdadero paradero del músico. Horas después, su manager Tony Dimitriades confirmó el deceso.

El cantautor finalizó una gira con su banda en septiembre y tenía agendados shows en Nueva York para el mes de octubre.

Petty nació en Gainesville, Florida, en 1950. A sus veinte años formó la banda Mudcrutch junto a Mike Campbell y Benmont Trench, músicos que lo acompañarían a lo largo de toda su carrera. Después del single “Depot Street” (1975), Petty decidió comenzar una carrera solista. Fue en ese momento que formó The Heartbreakers, al año siguiente publicaron su disco debut homónimo que incluía canciones como “Breakdown” y “American Girl“. El disco que les dio notable consagración fue Damn the Torpedoes, de 1979. Incluía “Don’t Do Me Like That“, “Here Comes My Girl” y “Refugee“. Fue triple disco de platino.

El último show del astro norteamericano fue el lunes pasado, cerrando una serie de tres conciertos agotados en el Hollywood Bowl a propósito del 40 aniversario del grupo. En su sitio web, la banda informó que ese tour incluyó 53 shows en 24 estados. En diciembre pasado, Petty reveló para Rolling Stone que pensaba que ese sería el último tour del grupo:

“Es muy probable que sigamos tocando, ¿pero llegaremos a hacer 50 shows en una sola gira? No lo creo. Estaría mintiendo si no te digo que esta puede ser la última gran gira. Todos estamos terminando nuestros sesenta años. Tengo una nieta y la quiero ver todo el tiempo que pueda. No quiero pasar mi vida de gira. Esta gira me llevará lejos de casa por cuatro meses. Para un niño eso es un montón de tiempo”.