Compartir

En el marco de la exposición David Bowie Is, montada en el Brooklyn Museum, la estación Brooklyn-Lafayette en Nueva York (cerca de donde solía vivir el cantante) se ha vestido del Duque Blanco. Así como todo se volvió púrpura en homenaje a Prince, este es turno de David Bowie, que ha invadido la estación con sus eclécticas facetas, patrocinado por Spotify.

Frases de canciones y fotos en las escaleras, gigantografías con su cara y carteles intervenidos son la forma de homenajear a uno de los artistas más vanguardistas de la historia. También se pueden conseguir cinco diseños distintos de tarjetas de metro (de cantidad limitada) que muestran épocas distintas del hombre de las mil facetas.

Mientras, en el Museo de Brooklyn se exhibe David Bowie is, la muestra que se iniciara en gira tres años antes de su muerte y que incluye más de 500 objetos, entre vestuarios, manuscritos, fotos, dibujos, etc.

Ahora el paseo en metro suena más divertido, ¿no?