El fanatismo por el Duque Blanco parece no decaer en los años a pesar de su fallecimiento, más bien todo lo contrario. Lo cierto es que en cuanto a exposiciones que recuerden su legado, David Bowie Is es quizá la más prestigiosa pues se trata de una muestra que incluye manuscritos de sus letras, piezas de su vestuario preferido, fotografías y videos del artista colaborando con otros creadores, y toda clase de material inédito.

Dicha exposición incluso se inauguró en Londres cuando el astro británico aún vivía, para después ser trasladada a museos de ciudades como Chicago, Berlín, Toronto y São Paulo.

De cualquier forma, actualmente se encuentra en el Brooklyn Museum y allí el valor de las entradas varía bastante dependiendo del tipo de experiencia que estés buscando, y de lo que tu bolsillo te permita costear. Es decir, hay entradas al módico precio de $20 dólares los días de semana y $25 los fines de semana, o entradas de $2.500 si resultas ser un férreo (y adinerado) seguidor del polifacético David.

Tales entradas de precio tan elevado (con esa cantidad de dinero se puede perfectamente pagar un mes de alquiler en la mayoría de departamentos de la zona) según el museo citado obedecen a una serie de beneficios especiales, entre ellos el acceso exclusivo al sus instalaciones solo para dos personas mientras dure su visita, un paquete de mercadería acorde a la temática de la ocasión y demás.

Al respecto de esta comentada opción de entradas premium, David Berliner, el presidente del museo declaró para The Wall Street Journal:

“Cobramos … cuando el costo de la exposición exige ingresos adicionales… El objetivo principal era el de ofrecerle a los fanáticos de Bowie un menú de oportunidades extraordinarias para tener experiencias únicas con el material exhibido”.

En todo caso, el mencionado funcionario de aquella institución reconoce esperan que con esta exposición el museo se recupere un poco de la crisis financiara que se encuentra atravesando, ya que por varios años consecutivos vienen cubriendo escasamente los costos básicos de operación.

Lo más preocupante de todo es que su situación no es un caso aislado, y en la actualidad esto suele aquejar a una gran cantidad de instituciones culturales en Estados Unidos y el resto del mundo. No es de extrañarse entonces que haya tomado a esta muestra de Bowie como si fuese la gallina de los huevos de oro y busquen sacarle la mayor ganancia posible.

De cualquier forma, los homenajes que buscan recordar el legado de la citada estrella no paran, pues hace poco su hijo presentó adelantos de MUTE, una película inspirada en su progenitor.