Foto: Matías Altbach

Un nuevo estudio hecho por investigadores de la Deakin University de Victoria, Australia, demuestra que la mayoría de los asistentes habituales de conciertos se sienten más felices con su vida.

Los investigadores llegaron a esta conclusión después de encuestar a 1000 australianos: los que asistieron a cualquier tipo de experiencia musical colectiva (ya sea un festival de grandes magnitudes o una noche en un bar) reportaron niveles más altos de satisfacción con sus vidas.

El estudio también especifica que lo más importante es el costado comunitario del asunto, ya que escuchar música en solitario no causa el mismo efecto.

Así que, para seguir el consejo podés revisar nuestra agenda y ver todos los recitales que se viene.