YouTube hizo pública su decisión de eliminar docenas de videos musicales de su catálogo luego de que la Policía Metropolitana de Londres realizara quejas afirmando que las letras de esas canciones presuntamente incitaban a la violencia.

El Metropolitan Police Service (o, simplemente, MPS) aseguró que el aumento en los apuñalamientos y asesinatos entre pandillas en toda la capital inglesa están relacionados con el drill, un estilo de música rap originario de Chicago caracterizado por estar cargado de letras violentas y cuyos videos suelen contener imágenes de la misma índole.

Además, Scotland Yard dijo haberle pedido a la plataforma propiedad de Google que eliminara entre 50 y 60 videos en los últimos dos años. De estos, alrededor de 30 han sido erradicados de la web, según las cifras obtenidas por la agencia Press Association. Más allá de esto, no está claro si todos los clips borrados de YouTube tienen relación con el drill.

Mientras tanto, el MPS manifestó haber creado una base de datos con más de 1.400 videos para usar como una herramienta de inteligencia en un intento por reducir el crimen violento.

Cressida Dick, comisionado de la policía londinense, le comentó a la radio LBC este mes:

“La música drill se asocia con letras que tratan de hacer ver glamourosa la violencia grave: asesinatos, apuñalamientos. Describen los apuñalamientos con gran detalle, alegría y emoción. La violencia extrema contra las mujeres es, a menudo, otro de sus temas”.

“Más particularmente, en Londres tenemos pandillas que hacen videos de drill y en ellos se burlan entre sí. Dicen lo que se van a hacer el uno al otro y, específicamente, qué van a hacer con quién”, agregó Dick.

Por su parte, un portavoz de YouTube dijo:

“Hemos desarrollado políticas específicamente para ayudar a abordar videos relacionados con la delincuencia con cuchillos en el Reino Unido y seguimos trabajando de manera constructiva con expertos en este tema”.

“Trabajamos con la Policía Metropolitana, la oficina del alcalde para la policía y la delincuencia, el Ministerio del Interior y los grupos comunitarios para comprender este problema y garantizar que podamos tomar medidas sobre contenido relacionado con pandillas que infrinjan las normas de nuestra comunidad o rompan la ley. Tenemos un proceso dedicado para que la policía marque los videos directamente a nuestros equipos porque a menudo necesitamos un contexto especializado de las fuerzas del orden público para identificar las amenazas de la vida real. Junto con otros en el Reino Unido, compartimos la profunda preocupación sobre este tema y no queremos que nuestra plataforma se utilice para incitar a la violencia”, aseguró el responsable de las declaraciones.