La noche del jueves 17 de agosto incluso el clima fue favorable para la presentación oficial de un disco tan primaveral como Helados Verdes de Los Besos. A los primeros asistentes se les entregó cucuruchos con helado artesanal de menta, tal cual había sido prometido por los organizadores de aquel recital que tuvo lugar en el Teatro Margarita Xirgu, ubicado pleno corazón histórico de San Telmo.

Los encargados de abrir la jornada musical fueron los chicos de La Vida En Familia, joven banda abocada al synth-pop con tintes oníricos. Desplegaron sobre las tablas de aquella tarima, de forma delicada y envolvente, canciones pertenecientes a su EP debut autotitulado y lanzado por medio de Yolanda Records, así como un par más inéditas.

Foto: Félix Grammatico
Foto: Félix Grammatico

Cuando llegó el turno de Paula Trama y compañía, la efusividad de los seguidores de vieja data se hizo sentir mientras que la agrupación, con una formación bastante electrónica y vistiendo trajes negros con apliques plateados, interpretaba temas pertenecientes a sus producciones anteriores, en especial de Un Disco de los Besos, editado en 2014. Canciones como “Candy Crush”, “8N” y el cover de Velvet Underground & Nico, “Soy Tu Ventana” hicieron eco en los presentes que acompañaban con coros o aplausos rítmicos. De igual modo, tocaron canciones más antiguas de su repertorio como “Paja Dorada”, y otras de la carrera solista de Paula, como “La Cascada de tu Pelo Enredado” y “Destino”, interpretadas de manera acústica por la carismática vocalista, despertando vitoreo y sonrisas en la multitud al tiempo que los acordes resonaban en el enorme recinto.

Después llegaría el momento de que retorne la banda completa al escenario: su misión era entregar en vivo la totalidad de pistas contenidos en su nuevo álbum. La ejecución de aquellas melodías resultó muy cuidada y en algunos momentos se acompañó con videos proyectados en la pared de fondo, como en el caso de “Helados Verdes”. Los momentos más íntimos y emotivos se vivieron con “Turmalina” y “Offline”, así como hubo ocasión para incitarse al baile relajado con “Pasito Espectacular”. Pasadas casi dos horas de un show tan versátil, y con la acústica y épica de un lugar como aquel teatro de su lado, Los Besos cumplieron con cada una de sus promesas al llevar a los asistentes por un hermoso viaje audiovisual, colmado de romanticismo total y dulce melancolía.

Foto: Félix Grammatico

Foto principal: Félix Grammatico