Compartir

En el último día del año tengo la misión más difícil… Año 2017, que recordaremos muchas veces como el año debut de Luca Bocci, del lanzamiento de su disco Ahora, de su nacimiento artístico. Ya lo comparamos con Luis Alberto, también con Charly y, de una buena vez, aprendimos que no debíamos de compararlo con nadie. Lo vimos hacer idioteces en un hotel de Uruguay por las historias de Instagram y lo vimos subirse a escenarios de diversa talla a derretirnos con su sensibilidad. Lo vimos hacer pogo en recitales de Mi Amigo Invencible e irse de gira por México y Ecuador. Lo vimos hacer de todo… Y su carrera recién comienza.

Grabado en su casa con Cocó (Gabriel Orozco, uno de los productores del disco y brutal guitarrista de Usted Señálemelo), el álbum estreno del Bocci salió por YouTube y triunfó de la manera más auténtica posible: por recomendaciones de la gente. Sin discográfica, sin productora, sin nadie empujando, el disco cosechó escucha tras escucha y ya estaba en boca de todos los fanáticos del indie antes de alcanzar la plataforma de reproducción masiva Spotify.

¿Qué otra cosa puedo hacer?

Para el cierre del año se eligió el Caras y Caretas, en la sede con butacas; la velada la abrió Fonso quien, junto con Bandrio (que cumplía años) en escena, musicalizaron la llegada de los más tardíos. Mucha interacción con el público, algunos chistes y un excelente cover de Cerati, “Crimen”, para cerrar la presentación.

Fonso – Foto: Natalia Vidal

Minutos después de la salida del artista soporte, la melodía pregrabada de “Intro” le dio el pie a los músicos para entrar, siendo el último Luca. Empero, el joven mendocino se acercó al micrófono para decir que todo había salido mal y que empezaban de vuelta: “todo empieza con errores ¿no? pero está todo bien” fue la sentencia del músico; “Intro” empezó de nuevo mientras el afinador pasaba de un instrumento de cuerdas al otro. Un arranque peculiar —pero como siempre— descontracturado.

Mis canciones ya no son complicadas

Tras lo descripto, Bocci sacó lo mejor de su garganta para “Danzan”; en “Archipiélago” unos cuantos gritos hicieron sentir la emoción de la gente. A mi lado una joven le decía a su pareja “ay, este tema me encanta” con voz enternecida. Luego de “Ahora” los Golden Papets (la banda que acompaña al joven prodigio) se retiraron para dar paso al miniset bautizado en la lista de temas como “DJ BOCCI”. En el mismo, Luca deleitó en soledad a su público con su voz y su guitarra sin distorsión. Uno de los más emocionantes fue “Detener”, en el cual una chica se paró de su asiento para gritarle al cantautor que lo amaba (la misma había estado sentada en el piso muy cercana al músico hasta que, con mucha delicadeza, Facundo Cruz, mánager de Bocci y productor del evento, le pidió que volviera a su sitio). Otra perla fue el cover de “Cantata de puentes amarillos” de Spinetta; tras la frase “ya no poses nena”, Luquita hacía una pequeña pausa con la mano en alto, cual diva y, tras la famosa sentencia “mañana es mejor”, la concurrencia aplaudió convencida.

Sorprendió un poco que no hubiera músicos invitados en esta fecha. En la presentación del álbum habían concurrido Simón Poxyran (solista y cantante de Perras On The Beach) , Goyo de Bandalos Chinos, Cocó Orozco y unos cuantos amigos más a hacer presencia arriba y abajo del escenario. Hace poco Bocci se subió al escenario de Perras en el Festival BUE y lo mismo hizo en el Niceto de Mi Amigo Invencible. La única explicación posible (a sabiendas de que los mendocinos son fanáticos de invitarse mutuamente, como así también a sus colegas de todos lados) es la fecha del evento. Siendo fin de semana largo de fin de año, lo más probable es que todos estuvieran lejos; no cabe duda que el músico hubiera amado tenerlos a su lado.

Luca Bocci – Foto: Natalia Vidal
Luca Bocci – Foto: Natalia Vidal

Se está prendiendo fuego todo mi lugar

Como es habitual, Luca charló bastante con la gente. Contó que le parecía raro esto de verlos sentados y agradeció en reiteradas ocasiones la asistencia a esta fecha tan especial. También agradeció a Juan, su sonidista, a los Golden Papets, la espectacular banda que lo acompaña y a Facundo (Cruz) y su productora Clix. Sobre el final y luego de “Era de Piscis” la banda se despidió pero nadie se movió: “¿Qué pasa? ¿No quieren uno más?” vociferó Luca con tono juguetón. Muchos sabían lo que venía, otros lo anhelaban, una chica lo gritó: “Bahíaaaa”. Dicho y hecho, el hermoso riff acompañó el verso del comienzo “ya un día más que no como y qué”. El hitazo se llevó todos los premios y el músico se permitió un sutil pero importante cambio en la letra: “nada de lo que nos ata es real”. Y ese fue el deseo de año nuevo que dejó el Bocci para todos.

Luca Bocci – Foto: Natalia Vidal
Luca Bocci – Foto: Natalia Vidal

*
Foto principal: Natalia Vidal.