Compartir

Termina una edición más del Primavera Sound. En concreto la decimoséptima. Nuevamente con cifras estratosféricas: 200.000 asistentes llenaron el recinto del Fòrum y la ciudad de Barcelona desde el miércoles hasta el sábado. Asistentes de más de 125 nacionalidades se dieron cita con la música. Abonos agotados desde hace meses y, como siempre, gran expectación en todo lo que rodea al cartel del inmenso festival.

Aunque el grueso del evento tiene lugar en el Fórum a partir del miércoles, nosotros, como siempre, comenzamos a cubrir conciertos recién empezada la semana en la Sala Apolo.

Lunes 29 de mayo

Lo bueno de un macro festival como este es el boom musical que brinda a la ciudad. El contexto del evento ofreció iniciativas como el Primavera als Bars, una aproximación de la música local a diversos bares y locales de la ciudad desde el 3 de mayo. Primavera als Barris, actuaciones en Vila de Gràcia, El Clot, Baró de Viver y Sant Adrià de Besòs. Primavera al Raval puso a disposición de los vecinos del Raval unos cuantos escenarios de acceso gratuito desde el 31 de mayo al 4 de junio. Primavera a Casa Teva hizo lo propio con actuaciones en casas particulares, gracias a adidas Originals y Sofar Sounds Barcelona.

Y ya el lunes 29 de mayo, el Primavera als Clubs concentró su radio de acción en la Sala Apolo. Un buen aperitivo para abrir boca antes de los intensos días que nos esperaban. Las bandas elegidas para dar el primer pistoletazo al Primavera als Clubs fueron Jeremy Jay y The Wave Pictures.

Jeremy Jay vuelve tras la gira con su proyecto paralelo Invisible Foxx y publicará este año su sexto álbum. Sobre las tablas del Apolo sonaron algunos temas de su debut Airwalker (2007, K Records), A Place Where We Could Go (2008, K Records), Slow Dance (2009, K Records) o su último LP Abandoned Apartmens (2014, K Records).

Jeremy Jay – Foto: Dani Canto

A The Wave Pictures hemos tenido la suerte de verlos en más de una ocasión. Imposible no rendirse ante su directo y su cercanía. Además no paran de sacar discos ni de girar. Su último trabajo, Bamboo Dinner In The Rain (2016, Moshi Moshi Records) sigue dando buena cuenta de su incesante vena creativa, con temas como el que da nombre al álbum. David Tattersall, como siempre, ejerció de excelente líder. De igual forma, el batería Jonny Helm no sólo se pegó una buena sudada dándole a las baquetas sino que se marcó, como en otras ocasiones, un temazo al micrófono: “Now You are Pregnant“. Y qué decir del bajista Franic Rozycki… Sobre las tablas del Apolo se volvieron a meter al público en el bolsillo con himnos como “Stay Here and Take Care Of The Chicken“. Grandes.

The Wave Pictures – Foto: Dani Canto

Martes 30 de mayo

La misma sala albergó el martes más conciertos. Destacamos el ofrecido por las británicas Let’s Eat Grandma. Se trata de un dúo jovencísimo que por momentos recuerda a CocoRosie o a Kate Bush. Presentaron su álbum debut, I, Gemini (2016, Transgressive Records), en un show fresco, experimental y muy estimulante.

Let’s Eat Grandma – Foto: Dani Canto

Muy esperada era la actuación de los norteamericanos Cigarettes After Sex. Su música sugerente hizo las delicias de los asistentes. Unas cuidadas proyecciones invernales crearon un ambiente intimista. La banda de El Paso ha grabado varios EPs exitosos desde 2012, y este mes de junio verá la luz su primer largo homónimo. La andrógina y atractiva voz de su vocalista Greg González se ha convertido en marca de la casa. En Apolo tocaron varios de sus temas más populares, como “Nothing’s Gonna Hurt You Baby” o “Dreaming Of You“, ambas del EP I. (2012, Spanish Prayers).

Foto principal: Cigarettes After Sex, por Dani Canto