Compartir

Esa loca camada mendocina

Una concurrida presentación ATP a las 19 horas dejaba una muchedumbre de jóvenes de semblante alegre y prendas de colores saliendo de Niceto Club. Son las 21 en punto y se abre la puerta del primeramente anunciado show de presentación del álbum II.

En la fila se escucha a algunas chicas decir: “ay mirá, está Simón” (en alusión a Simón Poxyran, solista mendocino, cantante de Perras on the Beach y hermano de Juan Saieg, voz y sintetizadores en Usted Señálemelo). “¿Estará Cami?” se anima a preguntar una de ellas, refiriéndose a la pareja de Simón. La primera gran camada ingresa con un adecuado referente como Cerati de fondo; más tarde comienza la tanda del hoy, suena “Alto Uach” de Louta. Al adentrarse en la pista de Niceto encontramos —spoiler alert— varios papelitos voladores que han cumplido su cometido y yacen en el piso, cadáveres del show ATP que agregaron más temprano en el día los mendocinos luego de agotar localidades. Acercándonos más a la mansa esfera, suena uno de Luca Bocci y, cómo no, un tema del mismo Simón, quien posiblemente sigue fumando un cigarrillo afuera con Cami. Este track es el último que se escucha antes de que las luces se apaguen y suba Felipe Le a tocar en representación de su banda, La Máquina Camaleón.

Eléctrico show el que arranca 21:30 y cuenta con un cover de Poxyran, para el cual se subió el mismo, claro, y la aparición de Bruno, bajista de Perras, ambos muy idolatrados por Felipe. Cuenta que su banda y Usted Señálemelo se conocieron en el Lollapalooza y van a ser amigos para siempre, entre risas. Arroja algunos discos al público y se despide con un aplauso más que merecido.

Ahora pasan unos temas de Mi Amigo Invencible, mientras se intercambian los instrumentos del escenario cubierto de flores. El manso indie gobierna en el corazón de la capital porteña.

Foto: Matías Casal

El show nacional del año

Al fin son las 22:30 y la ausencia de tickets con semanas de antelación se hace presente en la presión del público por avanzar un pasito más. Ahora es cuando el grupo invade el escenario en un despliegue donde el glitter y los pelos de colores, boxers, batas y ropas transparentadas, son algunas de las fachadas con las que nos encontramos. Eligen empezar como abre el álbum, con “Aguetas”: muchísima clase dan las cuerdas clásicas presentes, Javier Casalla, violinista en estudio y en vivo de este tema, y Nicolás en el chelo. Al tercer tema (“Pana”) ya tenemos cantando a Goyo Degano, de Bandalos Chinos, un músico muy querido en el ambiente que disfruta de prestar la voz en las presentaciones de sus colegas.

Foto: Matías Casal

Dos temas más tarde, otros compañeros aparecen: Morbo y Mambo (que celebran sus diez años el jueves 7 de diciembre con fecha doble en el Club Cultural Matienzo) aportan desde los vientos y sonríen a un conglomerado de gente que salta al son con ánimos implacables. La noche se pone techno cuando los Usted eligen dar rienda suelta a los beats electrónicos y derivan en el escenario propicio para tan colosal como extenso solo de batería de Lucca Beguerie Petrich, joven de pasión envidiable. Verlo tocar así, haciendo muecas en sintonía con el golpe de sonido, me rememoró a una entrevista con Yumber Vera Rojas en la que dijo: “Estamos enfocados en esto. La banda es la vida”.

Otro tocado por la varita, Gabriel Orozco (Cocó para lxs amigxs) se adueña de los corazones con el riff inicial de “Siento”, al cual también aporta su voz. Recordemos que el show debió ser suspendido inicialmente por un accidente en la mano del guitarrista, quien esta noche dejó en claro que está afiladísimo. En muchas otras ocasiones desplegó su virtuosidad, acercándose a rockear centímetros encima del público que bailaba lejos del piso. Más tarde también colaboraría el artista soporte Felipe Le en “Puedo Morir, Puedo Caer”.

Foto: Matías Casal

Encuentro en Usted Señálemelo la mejor manifestación, entre tantas, de lo que a veces se categoriza como “talento joven”. En ellos veo vocación para la música y corazón para el espectáculo.

Momento de reflexión, Juan nos cuenta que van a cantar una canción de Cebo, un amigo que les arrebató el cáncer; para ello invita a los Perras, Bruno y Simón, y a los Morbo y Mambo. El cantante dice que, antes de partir, Cebo les dejó unas maquetas y de ahí grabaron el tema. Luego de esta inyección de trágico realismo, los músicos vuelven a trasladarnos a la euforia “moviendo el culito haciendo fiesta”, como dice la canción, donde encontramos a los Perras meneando abrazados al ritmo del son.

De la nada misma se asoma Mariano di Cesare, de Mi Amigo Invencible, que intenta alzar en hombros a Juan, colándose sin aviso entre sus piernas; no logra su cometido, pero se queda cantando a los gritos “Plastilina” con sus comprovincianos.

Foto: Matías Casal

Trascender a otro lugar: van para todos lados

Cocó y Juan se quedan solos para tocar “Agua Marfil” coreados por las y los presentes. La pieza parece extenderse para dar tiempo suficiente a las ganas que no se sacian. El resto de los integrantes vuelven y Lucca abraza a sus compañeros de banda (recordemos que es un trío, a pesar de contar en escena con músicos en sinte, guitarra y bajo). No quedan palmas que darles, sin embargo las fuerzas se renuevan luego de que los jóvenes dicen “es que venimos a explotar, y vamos a ello”, antecediendo a su gran hit “Big bang”. Cocó se roba todos los ojos en el solo, la intensidad de Lucca aflora y Juan nomás salta sobre las manos de la gente en pleno pogo. Las luces titilan estrambóticamente y la fiesta arde. En los saludos, Cocó se tienta y salta de espaldas a hacer un poco de mosh; Lucca tampoco quiere perdérselo y, lejos de tener suficiente, el tercer Usted Señálemelo aterriza junto a sus compañeros en la merced de la multitud. Intachablemente merecido, entre vítores el conjunto mendocino se despide y este cronista altamente entusiasta de recitales les señala a ustedes que han sido informados sobre el mejor show nacional de todo el año.

Foto: Matías Casal

Foto principal: Matías Casal.