Parents Television Council, una organización sin fines de lucro que busca “promover y restaurar la responsabilidad a la industria del entretenimiento”, quiere que Netflix retrase el estreno de la segunda temporada de 13 Reasons Why hasta que “los expertos en la comunidad científica hayan determinado que es segura para el consumo de una audiencia que está compuesta en gran medida de niños menores de edad”.

La serie éxito de Netflix lleva tiempo en el ojo de la tormenta al tratar temas como el suicidio, el abuso sexual y de sustancias, la depresión y demás tópicos. Es por esto que PTC busca posponer su estreno hasta que se confirme que es apto para todos los televidentes que vayan a consumirla.

“El impacto de la primera temporada de 13 Reasons Why, que culminó con una escena gráfica de suicidio de un personaje de escuela secundaria, fue poderoso e intenso: millones de niños lo vieron; el término de búsqueda de Google sobre cómo suicidarse aumentó un 26 por ciento; y hubo noticias de chicos que literalmente se quitaban la vida después de la publicación de la serie”, dijo el presidente de PTC, Tim Winter, en un diálogo con The Hollywood Reporter que continuó:

“Puede que nunca sepamos en su totalidad qué tan grave fue su influencia, pero sí sabemos que fue suficiente como para que Netflix encargara un informe de investigación sobre cómo el programa ha impactado las vidas de sus televidentes, especialmente los jóvenes, de forma positiva”.

En referencia al citado estudio que fue dirigido por la Dra. Ellen Wartella, directora del Centro de Medios y Desarrollo Humano de la Universidad de Northwestern, el representante de PTC dijo que el informe “demostró cuán poderosamente el programa impactó a sus televidentes y cuánto más fuerte fue la conexión emocional con los personajes de la serie para niños de 13 a 18 años que para adultos jóvenes o adultos”. Además, agregó que Netflix ya no puede “fingir ignorancia si la tragedia ataca”.

Por su parte, el gigante del streaming ya anunció que tomará medidas de concientización como la implementación de un video en el comienzo de cada temporada en el que se les dirán a los espectadores cómo obtener ayuda si se ven afectados por lo que ven en el programa; la creación de una página web que recopila información de organismos que buscan ayudar a personas con problemas de depresión y el inicio de Beyond the Reasons, un after-show donde los actores, expertos y educadores analizarán la serie.