Si fuiste de los que miró The Walking Dead con fervor durante sus primeras temporadas, seguro recordarás algunos personajes como el polémico Shane, la humanitaria Andrea y el sabio Dale.

Pues bien, hace poco Jeffrey DeMunn, el actor que encarnaba a este último, se sinceró e hizo públicas las razones que ocasionaron su salida, comentando que de hecho fue idea suya. Lo que lo motivó a querer irse del proyecto fue el despido de Frank Darabont, ex productor ejecutivo de la serie que era su amigo cercano desde hacía años.

Específicamente, el veterano actor señaló durante una entrevista con el portal Cleveland:

“Fue mía la decisión de la muerte de Dale. Estaba furioso sobre cómo Frank fue echado del show. Pasé una semana entera sin poder siquiera tomar una respiración profunda. Y después me di cuenta de que podía renunciar. Así que los llamé y les dije: ‘Es un programa de zombies. Mátenme. No quiero seguir haciendo esto’. Aquello fue un gran alivio para mí.”

Más adelante inclusive señaló que Frank había sido el único motivo por el cual él se unió al elenco en cuestión:

“Estaba haciendo una obra en Texas, entonces Frank me llamó y me ofreció: ‘¿querés venir a Atlanta y matar zombies?’. No tuve que pensarlo. Era Frank. Sabía que iba a ser algo de calidad.

Al principio el guion era sencillamente increíble, tan original como los actores. No podés hablar de The Walking Dead sin hablar sobre el calor extremo. Siempre estuve agradecido de que Dale tuviera un sombrero. Hacía calor en serio y teníamos que trabajar todo el día. Ese calor era una forma de unirnos a todos, al elenco y al equipo. Con esas condiciones cuidás a tus amigos.”

Lo cierto es que, además de demostrar con estas palabras que en la vida real es tan solidario y empático como su personaje en la serie, algunos también se atreverán a mencionar que  quizá Jeffrey vio venir lo mucho que caerían los niveles de audiencia del proyecto puesto que, según las cifras oficiales, ya casi nadie mira The Walking Dead.