Foto: Erin Keating

El paso de la “Tercera edad de oro de la televisión” hacia el “PeakTV” no solo significó que se multiplicaran los dispositivos para consumir contenido, el ondemand o que existan muchísimos más títulos para mirar, sino que también enfrentamos una proliferación de productores que buscan sumergirse en este universo repleto de seriéfilos. Quizá una de las primeras sorpresas fue cuando PlayStation Network estrenó la Power pero hoy se sube la apuesta: Apple constantemente anuncia nuevos proyectos, FacebookWatch estrenó Five Points y YouTube Red la rompió con Cobra Kai y redobló su puesta con Impulse.

5 cosas que tenés que saber sobre esta serie

El origen está en la literatura. Adaptación del libro escrito por Steven Gould en el 2013, Impulse se suma a la larga lista de ficciones que traducen una narración de las páginas de papel a la pantalla. Sin embargo uno de los puntos más interesantes es que se trata de una historia que, en realidad, es la tercera entrega de la saga Jumper y que YouTube decidió reformular e introducir nuevos elementos: cambiando a sus protagonistas, sumando conflictos de género y dándole un tono muchos más adolescente que su libro.

Algunos nombres conocidos. La mente responsable de crear este proyecto es Jeffrey Lieber, co-creador de Lost, y si son amantes de las series adolescentes entonces es probable que también conozcan a varios de sus protagonistas: Maddie Hasson (Twisted), Sarah Desjardins (Project Mc²), Tanner Stine (Here and Now) y Daniel Maslany (Murdoch Mysteries). Grupo al que se suman Craig Arnold (Heartland), Enuka Okuma (Rookie Blue) y Missi Pyle (Mom).

Nada que ver con nada. En la serie nuestra protagonista se llama Henrietta, una adolescente de 16 años que, después de una situación traumática descubre que tiene el poder de teletransportarse. A partir de esto la historia se divide en tres líneas narrativas: por un lado el aprendizaje de Henry sobre su nuevo poder (en el cual la acompañarán sus dos nuevos mejores amigos Jenna y Townes), por otro el recorrido emocional en el que ella busca cómo reconciliarse con aquello que le sucedió y, por último, un tercer momento en el cual conoceremos una organización que persigue a las personas que tienen esta habilidad (y que también podría ser la fuente con la cual se explica cómo todo empezó). Mezclando mucho de drama adolescente pero también de fantasía y ciencia ficción, la primera temporada tiene diez episodios de unos 45 minutos.

Deru, el diseñador de sonido. No es raro encontrarnos con que las series teen cuentan con bandas de sonido alucinantes y un trabajo que musical muy cuidado y detallista. En este sentido Impulse no es la excepción y con Benjamin Wynn -también conocido como Deru- a la cabeza, la ficción se convierte en una fuente musical inagotable.

Foto: Erin Keating

Mismo modelo de siempre. Como ya saben YouTube Red propone un nuevo modelo de consumo y, en vez de ofrecer una suscripción mensual, la invitación es que se pague por episodio. En el caso de Impulse los primeros tres están disponibles de manera gratuita y es una cantidad resulta suficiente para entender si la ficción te gusta o no, como para avanzar.

¿Vale la pena o la dejo pasar?

Es cierto que YouTube Red sorprendió muchísimo con Cobra Kai y que, en líneas generales, ninguno esperaba que la serie tuviese el gran nivel que demostró o que conquistara con tanta nostalgia a quienes vivimos la época de Karate Kid. Con Impulse había aún mayores temores; de hecho la producción fue bastante ninguneada y nadie esperaba la gran cosa. Pero con tan solo mirar sus primeros episodios es claro que es otro de los casos en los que la plataforma sorprendió.

Siempre entendiendo que se trata de una ficción de recorte adolescente y que trabaja desde los estereotipos de los personajes de una clásica secundaria norteamericana, también es un excelente exponente para el mundo de la fantasía y de la ciencia ficción.

Foto: Ben Mark

Con una narrativa que logra combinar el trabajo sobre temáticas sociales muy fuertes (como son la violación, el lugar de la mujer en la sociedad pero también el consumo de drogas y la búsqueda de aquellas cosas que nos definen) con la fantasía de una adolescente con superpoderes, a lo largo de toda su temporada la historia sabe avanzar y mostrarnos la evolución de todos los personajes. En ese sentido también es verdad que estamos frente a una ficción que cuenta con actores que, aunque no deslumbran con su trabajo, tampoco decepcionan y logran ser fieles a aquello que están contando.

Entre los puntos en que pensé que más me iba a decepcionar -y no lo hizo- fue en los efectos especiales que, si bien no es que nos encontramos con un show con momentos constantes de situaciones súper complejas, las desapariciones y terremotos están realmente muy bien logrados.

En definitiva lo importante es que Impulse no se trata de una serie que cambie tu vida seriéfila pero sí que vas a disfrutar y engancharte, pero sobre todo con la cual te vas a entretener y sumergir en un universo muy interesante como es el de Jumper.