Insatiable es la nueva serie original de Netflix protagonizada por Debby Ryan que se estrenará el 10 de agosto.

Con 13 episodios confirmados para la primer temporada, Insatiable cuenta la historia de Patty (Ryan), una adolescente con sobrepeso que día a día debe lidiar con los chistes de mal gusto y las ofensas propiciadas por sus compañeros de la Masonville High. Pero, tras un accidente, la protagonista pierde sus kilos de más logrando una figura esbelta y consiguiendo que todas las miradas se dirijan hacia ella. Es en ese momento cuando Patty decide comenzar a vengarse de todos aquellos que alguna vez le hicieron bullying.

Debido a su hilo narrativo, esta comedia, cuyo tráiler ya sumó más de tres millones de reproducciones en los diferentes canales que Netflix tiene en YouTube, generó un elevado rechazo en la web. Tal es así que ya casi 150 mil cibernautas sumaron su firma a una campaña de Change.org para detener el estreno de la tira argumentando que ésta “normaliza el bodyshaming (burlarse del aspecto físico)”.

“Durante mucho tiempo, la narración les ha dicho a mujeres y jóvenes impresionables que para ser populares, tener amigos, ser deseables para la mirada masculina, y hasta cierto punto ser un humano digno… que debemos ser delgados”, comienza el escrito que se puede leer en la campaña iniciada por la usuaria Florence Given.

“La toxicidad de esta serie es más grande que sólo esta serie en particular. Este no es un caso aislado, sino parte de un problema mucho más grande que puedo prometer que todas las mujeres han enfrentado en su vida, situándose en la escala de valorar lo que son en base a sus cuerpos, para ser objetos deseables para la mirada masculina. Eso es exactamente lo que hace esta serie. Perpetúa no sólo la toxicidad de la cultura de la dieta, sino la objetivación de los cuerpos de las mujeres.

Esta serie necesita ser cancelada. El control de daños de la publicación de esta serie será mucho peor, insidioso y siniestro para las adolescentes, que perjudicará a Netflix en su pérdida de beneficios.

El lanzamiento está programado para el 10 de agosto, así que todavía tenemos tiempo para evitar que esta serie salga y cause una devastación de dudas en las mentes de las chicas jóvenes que pensarán que para ser felices y ser dignas, necesitan perder peso.

Esta serie causará trastornos alimenticios y perpetuará la objetificación adicional de los cuerpos de las mujeres. El tráiler ya ha provocado personas con trastornos alimentarios. Detengamos esto y protejamos el daño adicional”, completó Given.

Por su parte, Ryan no hizo la vista gorda a esta polémica y usó su cuenta de Instagram para compartir con sus seguidores un comunicado en referencia al asunto. A continuación el escrito completo:

“Como alguien que se preocupa profundamente por la forma en que nuestros cuerpos, especialmente el de las mujeres, son avergonzados y fiscalizados en nuestra sociedad, estaba muy emocionada por trabajar en Insatiable porque es un show que trata y confronta estas ideas a través de la sátira. La sátira es una forma de dar toques de diversión a temas difíciles, trae la oscuridad a la luz e introduce conversaciones complicadas.

Tengo que reírme de mi dolor, si no me perderé, lloraré y me quedaré atascada en vez de trabajar en ello. Es un mecanismo de defensa y, para muchas personas que cuentan estas historias, es una forma de sanarme. Los últimos días he visto cuántas voces son protectoras y hablan con fiereza sobre estos temas de la serie. Estoy agradecida y confortada por ello, porque también quiero que esas historias se cuenten bien.

Doce años he lidiado con mis propios problemas respecto a la imagen de mi cuerpo, problemas que me insertaban y sacaban de lugares terribles y a los que no quiero volver, cosas que todos los días elijo dejar atrás. Me mostraron que este show estaba dispuesto a ir a lugares reales respecto a lo difícil y aterrador que puede ser moverse en el mundo en un cuerpo, ya sea que sea halagado o juzgado por cómo es, y lo que se siente rezar por ser ignorado porque es más fácil que ser visto. Para Lauren Gussis, nuestra guionista y showrunner, era importante -y para mí también- que en cualquier escena en que Patty fuera ‘gorda’, eso no fuera usado como línea de remate y nunca justificar el abuso que sufre. El humor no es la burla hacia la gordura. La redención está en identificar a los abusadores y decir ‘esto no está bien’.

Patty tenía el mismo cerebro, el mismo sentido del humor y estilo, alma y corazón, las mismas agallas, pero sentía que no le importaba a nadie hasta que fuera delgada. Ella no tuvo las mismas oportunidades y fue tratada peor, que es lo que desencadena su ira. Y Patty no se priva de ser flaca. Ella se desvanece y sufre una transformación física, pero no la hace feliz. No estamos en el negocio de la burla. Estamos para aportar una mirada crítica en los sistemas rotos y dañados que igualan delgadez con valor.

Quiero que más mujeres continúen contando sus historias y, a través de eso, enfrenten las realidades que nos desangran todos los días. Estoy agradecida de estar en un programa de creadores inteligentes que pretende diseccionar las presiones insidiosas que le damos a las mujeres jóvenes. Espero que los fans aguarden a ver el show antes de juzgar. Si elegís este camino, creo que te reconocerás a vos misma y a las cosas que te enojan respecto a nuestra cultura fracturada y obsesionada con la belleza”.

@insatiable ?

A post shared by ? (@debbyryan) on

Sumándose a lo expresado por su compañera, Alyssa Milano, quien interpreta a Coralee, escribió en su cuenta de Twitter: “No nos estamos burlando de Patty. Estamos abordando (a través de la comedia) el daño que causan las burlas sobre la obesidad. Espero que eso esté claro”, acompañando sus palabras con un enlace a un artículo que “explica mejor” la intención de la serie.