Mientras el rodaje de la octava y última temporada del éxito de HBO, Game of Thrones, se lleva a cabo en Belfast, Kit Harington, el actor encargado de interpretar a Jon Snow, se tomó un tiempo para sentarse a hablar con Dominic Patten del medio Deadline, entre otras cosas, del final de la serie creada por David Benioff y D. B. Weiss, y basada en los libros de George R. R. Martin.

En dicho diálogo, el nacido en Londres le reconoció a Patten que “cada año siempre ha habido un poco de presión, pero esta temporada es una en la que fácilmente podríamos decepcionar a la gente”, a lo que agregó:

“Obviamente, no queremos hacer eso, así que estamos intensificando el trabajo de todos, lo cual es muy evidente, al menos para mí. Todos estamos creciendo un poco y creo que la atención de todos está muy centrada en lo que estamos haciendo de la misma manera que siempre lo estuvo, pero que puede ser más evidente”.

Acto seguido, el periodista le preguntó a Harington cómo se sentía al ver que esta gran etapa de su carrera y de su vida está llegando a su final, a lo que el también productor de 31 años contestó: “Honestamente, es raro”. Luego, continuó:

“Realmente, ocho años de tu vida es un tiempo muy largo para estar conectado a cualquier cosa. Al principio, no sabía si este sería un show que nadie miraría o si sería visto por mucha gente. Y nunca había estado en una situación, un programa, que durara este tiempo. En mi vida, es algo muy significativo lo que me ha pasado, y llegar al final es, comprensiblemente, bastante emocional”.

Aún sin fecha de estreno, se espera que el primero de los seis episodios que conformarán la octava temporada de Game of Thrones se emita recién en 2019.