Compartir

Las denuncias contra Harvey Weinstein surgieron hace unos días y nadie de la industria cinematográfica hollywoodense quedó ajeno. Mediante el hashtag #MeToo, varias mujeres del entretenimiento comenzaron a revelar situaciones de acoso sexual. Si bien la mayoría no dan nombres exactos (como Björk y su indirecta a un director danés), todavía hay relatos que involucran a Weinstein. Lena Headey, o Cersei Lannister en Game of Thrones, es la más reciente en sumar testimonios.

En una serie de tuits Headey recuerda haber rechazado dos veces los avances de Weinstein. El primer encuentro entre ellos fue en el Festival de Venecia de 2005, mientras estaban promocionando The Brothers Grimm (película distribuida por Miramax). Además de denunciar que fue “sujeto de bullying infinito por parte del director Terry Gilliam”, recuerda que Weinstein le pidió salir a caminar por los canales de la ciudad. “Caminé con él, se detuvo e hizo un comentario sugestivo, un gesto. Yo sólo me reí”. Aparentemente, ella le respondió “Sería como besar a mi papá” y lo convenció de volver e ir por una bebida con el resto del grupo. Tiempo después se dio cuenta de que nunca más estuvo en una película distribuida por Miramax.


Headey y Weinstein se reencontraron en Los Ángeles años después para un desayuno de negocios. Convencida de que “respetaba mis límites y que quizás quería hablar sobre trabajo potencial”, Headey fue a la reunión donde luego de una charla fue invitada a la habitación de Weinstein con la excusa de darle un guión. En el ascensor, Headey le dijo a Weinstein:

“No estoy interesada en ninguna otra cosa que no sea trabajo, por favor no pienses que voy a entrar con vos por alguna otra razón. Nada va a suceder”.

Esto puso “furioso” a Weinstein. Según el mismo relato, le puso las manos en su espalda y la condujo a su habitación pero la tarjeta para entrar no funcionaba. Enojado, la acompañó al lobby. Él pagó por su estacionamiento y le susurró al oído:

“No le digas a nadie sobre esto, ni a tu manager ni a tu agente”.

Headey subió al auto y se llargó a llorar.

El productor de Hollywood fue expulsado por la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood este domingo. El Consejo de Gobernadores de la Academia ha celebrado una junta de urgencia este sábado y ha aprobado la expulsión, una medida sin precedentes. La lista de denunciantes incluyen a Ashely Judd, Rose McGowan, Mira Sorvino, Rosanna Arquette, Gwyneth Paltrow, Angelina Jolie, y Cara Delevingne.

A continuación los tuits de Headey: