Todo parece indicar que una de las claves del imparable crecimiento de Netflix es su selectividad con los proyectos que financia. Esto es demostrado con la constante cancelación de series que no resultan lo suficientemente rentables para la plataforma; incluso cuando tienen un público fiel o pueden llegar a ser consideradas de culto, como en el caso de Love, que tampoco fue renovada y finalizará en breve con su tercera temporada.

A esta ya larga lista de producciones descartadas a futuro se sumó Disjointed. Tras solo una temporada, la serie en cuestión venía siendo destrozada por la crítica y contaba con baja audiencia, todo esto pese a ser protagonizada por Kathy Bates, actriz ganadora del Oscar en tres ocasiones, y co-creada por Chuck Lorre, autor de éxitos televisivos como The Big Bang Theory.

La historia narrada se centraba en la vida de una abogada y activista que es a su vez dueña de un dispensario de marihuana en Los Angeles. Recién el mes pasado se había lanzado la segunda parte de esta temporada, alcanzaron entonces a emitirse un total de 20 episodios de esta serie que corrió con la misma suerte que Girlbossque tampoco sobrevivió su temporada debut.