Compartir

Cada vez queda más claro lo exigente que es Netflix con sus producciones originales, puesto que en estos meses ha cancelado a diestra y siniestra títulos cuyo éxito está lejos del de Stranger Things, quizá la más vitoreada de su catálogo.

Ya sucedió con Girlboss y con Love hace poco, ahora le llegó el turno a Everything Sucks, una serie que trata acerca de una comunidad estudiantil bastante diversa, cuya trama se ambienta en los años ’90 y se enfoca en dos grupo de chicos “raros” que se unen para hacer una película. Si bien sus seguidores destacan la visibilidad que esta serie ha ofrecido a sectores tradicionalmente marginados, como el LGTBIQ y minorías raciales, así como alaban la calidad de su guión, estos no fueron motivos suficientes para que la plataforma apoyara el rodaje de una segunda entrega.

Al parecer, el equipo de trabajo de la mencionada serie tampoco veía venir esta triste noticia, y de hecho estaban bastante entusiasmados con el proyecto. Esto es lo que puntualizó acerca del tema Jeff Pinker, productor ejecutivo de esa propuesta:

“Estamos muy orgullosos de la serie que hicimos y bastante satisfechos de que encontrara una audiencia de seguidores tan apasionados, para quienes se convirtió en algo importante que reflejaba su vida actual o bien era un eco de sus años adolescentes. Estamos agradecidos con Netflix por esta oportunidad, aunque muy decepcionados de no poder seguir contando estas historias”.

Everything Sucks, que en Latinoamérica ha sido titulada como Todo es una mierda, cuenta con 10 capítulos de esa primera temporada están disponibles para ver en la plataforma mencionada desde el 16 de febrero de este año.