Compartir

Ayer por la noche, el elenco y los ejecutivos de Stranger Things se reunieron en el Dolby Theatre de Los Ángeles para conversar frente a una audiencia sobre sus dinámicas en el set de grabación y la presión que todos sintieron luego del éxito conseguido con la primer temporada de la serie.

Durante los minutos previos al inicio del evento, en la alfombra roja Shawn Levy, el productor ejecutivo del producto de Netflix, reveló datos sobre la tercer temporada de la serie.

Según el medio The Hollywood Reporter, Levy adelantó que la nueva entrega de Stranger Things tendrá lugar en el verano de 1985 (es decir, uno año después de los sucesos ocurridos en la segunda temporada) y que, durante su comienzo, Eleven (Millie Bobbie Brown) y Mike (Finn Wolfhard), y Lucas (Caleb McLaughlin) y Max (Sadie Sink) estarán en pareja. Levy dijo:

“Mike y Eleven se fortalecen, así que esa relación continúa. Lo mismo con Mad Max y Lucas. Pero, de nuevo, son chicos de como 13 o 14 años, así que ¿qué significa romance en esa etapa de la vida? Nunca puede haber relaciones simples y estables, y esa inestabilidad es divertida”.

El canadiense también aseguró que el personaje de Steve Harrington (interpretado por el actor Joe Kerry) tendrá un papel de mayor peso en la próxima entrega de la serie:

“Definitivamente veremos algo más de Steve Harrington en la tercera temporada y sólo diré que no abandonaremos la magia del Dad Steve. No quiero decir mucho más, pero literalmente siento que estábamos caminando y tropezamos con una mina de oro con Dad Steve”.

Por último, el ejecutivo de 49 años dejó saber que la película Volver al futuro será una referencia en los nuevos capítulos de ST y que la producción de estos comenzará muy pronto: “Vamos a volver al trabajo este mes”, manifestó Levy.