Compartir

La primer temporada de 13 Reasons Why fue igualmente atrapante como controversial debido a su representación gráfica de cuestiones como el suicidio y la violación, junto con otros contenidos para adultos. Tanto fue el revuelo causado que Headspace, una fundación australiana dedicada a la salud mental, dio a conocer en su página web el pasado abril que, tras el estreno de la serie, hubo “un número creciente de llamadas y correos electrónicos directamente relacionados con el programa”.

Quizás la máxima de la controversia llegó finales de junio, cuando Bella Herndon y Priscilla Chiu, dos adolescentes de Livermore, una ciudad del estado de California, se quitaron la vida y sus familias culparon a la serie de Netflix por eso.

“No me enteré hasta el funeral”, le dijo John Herndon, padre de Bella a ABC News en aquel entonces.

“Los amigos de Bella me dijeron que tres días antes de ahorcarse, ella había terminado de ver este programa de Netflix ’13 Reasons Why’. Cuanto más lo miraba, más horrorizado estaba”.

Por su lado, Peter Chiu, el tío de Priscilla también comentó sobre la adaptación del libro de Jay Asher en la estación local KTVU-TV:

“Siento que es peligrosa para ese pequeño porcentaje de jóvenes adultos que el programa se convierta en un disparador para ellos. Siento que el programa ofrece sólo una alternativa para el acoso cibernético y otros problemas de la adolescencia”.

Meses después de esas declaraciones y tras conocerse la noticia de que la segunda temporada del show había terminado su etapa de grabación, John Herndon volvió a la carga contra la serie y su productora ejecutiva, Selena Gomez.

“Todavía estoy completamente disgustado”, le dijo Herndon, en exclusiva, a RadarOnline.com. “Selena me enferma. Ella es una persona extremadamente perturbada al pensar que este programa tiene algún tipo de valor social redentor”.

Más adelante en el diálogo, John señaló:

“Recordá que hay adolescentes que están en un lugar un poco más oscuro y estos podrían ser tus amigos, tus hermanas. Selena Gomez y Netflix necesitan entender que no todos entenderán esto muy bien. Para algunas personas que están luchando contra la depresión, esto podría encontrarlos en el momento equivocado, creando lo que se llama el evento desencadenante”.

Herndon también confesó que intentó comunicarse con Selena Gomez para evitar que la serie siguiera su producción, pero que no recibió respuesta alguna. Además, llamó a la productora y a Netflix “hipócritas” por haber despedido a Kevin Spacey y a Danny Masterson por ser acusados de delitos sexuales, pero no hacer cambios con respecto a 13 Reasons Why. Sentenció:

“Tomaron esas decisiones para hacerse parecer como una empresa socialmente responsable, sin embargo, están haciendo un producto sobre las personas heridas y sobre cómo pueden lastimarse a sí mismas”.