Para la más reciente emisión de The Late Late Show, James Corden volvió a su Inglaterra natal y grabó una nueva edición de su popular segmento Carpool Karaoke.

En esta ocasión, la ciudad elegida fue Liverpool y, dada la locación, el acompañante de Corden no podía ser otro que Sir Paul McCartney, quien se subió al vehículo e interpretó junto al conductor una muy pequeña parte de su amplio catálogo de sus grandes éxitos que fue desde “Baby You Can Drive My Car“, “Penny Lane“, “Let It Be” y “Blackbird” hasta su nuevo lanzamiento “Come On to Me“.

La conversación entre temas también tuvo sus momentos emotivos, como por ejemplo, cuando McCartney relató un sueño que tuvo en el que su madre Mary Patricia (quien ya había fallecido para ese momento) le aseguró que todo iba a estar bien. “Sólo dejalo ser”, le dijo según contó Macca, lo que por supuesto inspiró la famosa canción “Let It Be”.

En otro de los segmentos más destacados del video, James lleva a Paul a la casa de su infancia donde escribió música con John Lennon y juntos realizan un tour por la vivienda mientras el músico va recordando anécdotas de su adolescencia.

En última instancia, Corden y McCartney sorprendieron a un grupo de habitantes de la ciudad realizando un show sorpresa en uno de los pubs locales en los que el ex Beatle solía dar sus primeros conciertos.

Podés ver el video de James Corden y Paul McCartney haciendo de las suyas por Liverpool a continuación.